Nueva York. El euro alcanzó un máximo de siete semanas contra el dólar este jueves, después de que un acuerdo para enfrentar la crisis de deuda de la zona euro llevó a los inversores a desactivar las apuestas contra la moneda común pese a que aún se esperaban más detalles del pacto.

El dólar, que esta semana ha tocado una serie de mínimos históricos contra el yen, marcó una nueva baja el jueves al continuar los inversores sometiendo a prueba la determinación de las autoridades japonesas, que han intervenido dos veces este año para contener la fortaleza de su moneda.

Los líderes de la Unión Europea y los bancos alcanzaron un acuerdo para una quita del 50% de la deuda griega en manos de tenedores privados, y decidieron recapitalizar a los bancos europeos y reforzar el fondo de rescate de la zona euro de 440.000 millones de euros (US$600.000 millones).

La moneda común perforó una barrera de órdenes y niveles de freno de pérdidas en su camino al alza, al reaccionar positivamente los inversionistas a los acontecimientos de Europa.

El euro obtuvo un segundo envión cuando un informe mostró que la economía de Estados Unidos creció a su ritmo más fuerte del año en el tercer trimestre, cuando consumidores e inversores dejaron de lado sus temores sobre la recuperación y aumentaron el gasto, creando un ambiente que podría impulsar a la economía en los últimos tres meses del año.

"Aunque el plan para apuntalar a los bancos y eliminar la amenaza de un contagio hace poco por enfrentar los problemas estructurales que enfrenta la región, el paquete les permitirá a los europeos ganar tiempo mientras se evita un default inminente", dijo Michael Boutros, analista de monedas en DailyFX.com en Nueva York.

"Las preocupaciones se han aliviado y los inversores regresan en busca de rentabilidad", agregó.

El euro se apreciaba un 2,3% a US$1,4213, tras subir hasta los US$1,4219.

Aunque el fondo de rescate europeo FEEF será apalancado en cuatro ó cinco veces a cerca de 1 billón de euros, no se espera que los ministros de Finanzas de la UE lleguen a acuerdo hasta noviembre en torno a los detalles respecto a la manera en que funcionará el fondo.

Se espera que las ganancias del euro se extiendan a la próxima semana, al menos hasta el encuentro del BCE, donde los inversores anticipan que el Banco Central Europeo podría dar señales al menos de que las tasas de interés bajarán.

Contra el yen, el euro cotizaba con un alza del 1,4% a 107,43 yenes.

Las monedas de alto rendimiento también subían, donde el dólar australiano trepaba un 2,8% a máximos de ocho semanas.

La debilidad general del dólar enviaba al billete verde a un mínimo de siete semanas contra el franco suizo, el menor nivel desde que el Banco Nacional de Suiza anunció un piso para la moneda helvética.

Mientras que se considera que el paquete aprobado por la cumbre europea evitará una catástrofe en los mercados financieros de la zona euro en el corto plazo, se mantienen dudas de si podría mejorar las perspectivas de crecimiento de la región.

El dólar, en tanto, cayó a otro piso récord contra el yen después que el Banco de Japón, como se esperaba ampliamente, decidió aliviar su política monetaria al expandir las compras de activos en 5 billones de yenes (US$65.800 millones) para llevarlas a 20 billones de yenes.

El dólar perdía un 0,5% a 75,84 yenes en operaciones de la plataforma electrónica EBS tras haber tocado mínimos de 75,661 yenes, un nuevo mínimo histórica.