El déficit público de España se situó en el 10,6% de su PIB en 2012 si se incluye el impacto de 3,6 puntos de la ayuda a la banca, frente al 9,4% del año anterior, y en el 7% sin esa ayuda, informó la agencia comunitaria de estadística Eurostat.

Si se cuenta el impacto de la ayuda bancaria, España registró en 2012 el déficit más elevado de la Unión Europea (UE), por delante de Grecia (10,0% del PIB), de Irlanda (7,6%) y de Portugal (6,4%).

Excluido este efecto, el déficit se situó en el 7% del PIB.

El déficit español equivale a 111.641 millones de euros si se tiene en cuenta el programa de asistencia financiera recibido por la banca en dificultades de ese país.

Eurostat indicó también que la deuda pública de España subió al 84,2% en 2012 desde el 69,3% del ejercicio anterior.

De esta manera, la deuda española ascendió a 883.873 millones de euros.

El gasto público en España subió el año pasado casi dos puntos, desde el 45,2% al 47%, en tanto que los ingresos aumentaron en siete décimas, añade la misma fuente.

El nivel de préstamos intergubernamentales de España en el contexto de la crisis financiera fue de 24.542 millones de euros, frente a los 8.717 millones del año pasado, lo que equivale al 2,3% del PIB.

La zona euro cerró 2012 con un déficit del 3,7% y la Unión Europea (UE) con el 4% del PIB, lo que supone una reducción en ambos casos comparado con el año anterior, pero con unos datos de deuda al alza del 90,6% y al 85,3%, respectivamente.