Los ministros de Economía de la eurozona aprobaron  un acuerdo para ofrecer a Chipre una ayuda financiera "de hasta 10.000 millones de euros", con la finalidad de contribuir a solventar sus problemas de deuda, confirmó el presidente del Eurogrupo y ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem.

El acuerdo se alcanzó tras más de diez horas de negociaciones en la sede del Consejo de la UE en Bruselas, informó Europapress.

Dijsselbloem ha confirmado que el coste del rescate se estima en un máximo de 10.000 millones y que entre las condiciones acordadas figura introducir una tasa de 6,75% sobre los depósitos de hasta 100.000 euros y de 9,9% en los depósitos por encima de ese monto.

Con esa medida, el gobierno espera recaudar 5.800 millones de euros, informó.

Además, añadió, se aumentará del 10 al 12,5% el impuesto de sociedades.

El funcionario holandés ha justificado la introducción de la tasa a los depósitos en la necesidad de un programa específico para afrontar una "situación especial".

Por otro lado, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional, Christine Lagarde, confirmó que va a "recomendar" la participación del FMI en el rescate, aunque ha dicho que la cifra de su contribución no está definida.