Londres. La economía de la eurozona creció modestamente en el primer trimestre del año con el apoyo del reabastecimiento de inventarios y de las exportaciones, según muestran los datos definitivos de la oficina de estadísticas de la Unión Europea publicados el miércoles.

El Producto Interior Bruto de los 16 países que comparten el euro avanzó 0,2% en términos trimestrales en los tres primeros meses del año, y 0,6% respecto al año anterior, su primera expansión anual en seis trimestres, dijo Eurostat.

El dato final se mantiene respecto a la estimación preliminar publicada a principios de junio y se sitúa en línea con las previsiones de los economistas consultados por Dow Jones Newswires la semana pasada.

Los datos del cuarto trimestre mostraron un avance de 0,1% trimestral y una caída de 2,1% interanual.

El desglose del PIB mostró que el cambio de los inventarios aportó un punto porcentual al crecimiento trimestral, mientras que las exportaciones sumaron ocho décimas.

Por el contrario, las importaciones restaron 1,3 puntos porcentuales, la inversión dos décimas y el gasto de los hogares otra décima.

Los economistas prevén que el ritmo de crecimiento de la eurozona se refuerce en el segundo trimestre hasta una tasa del 0,5% o superior, aunque advierten de que el avance se ha visto alimentado por factores temporales, como el rebote de la construcción en Alemania y el reabastecimiento de inventarios, y podría no mantenerse.