La Paz. El presidente de Bolivia, Evo Morales, anunció este lunes la creación de un fondo de inversiones públicas financiado inicialmente con el 10% de las reservas internacionales del país, ó unos US$1.200 millones, en un nuevo paso de estatización económica.

El gobernante indígena, quien nacionalizó la industria de hidrocarburos pocos meses después de llegar al poder en el 2006, dijo que el futuro Fondo para la Revolución Industrial Productiva (FINPRO) financiará tanto proyectos de empresas enteramente estatales como de firmas mixtas con mayoría estatal.

"Es un fondo para la industrialización productiva, este fondo sólo se usará para darle valor agregado a nuestros productos", dijo Morales en conferencia de prensa, al divulgar el correspondiente proyecto de ley que remitió horas antes a la oficialista Asamblea Plurinacional.