El presidente Evo Morales dijo que Bolivia “no aceptará” más condicionamientos ni “chantajes” de países y organismos internacionales para acceder a créditos y programas de cooperación, porque el desarrollo del país permitió su solvencia.

El mandatario afirmó que por haber adoptado tal posición, Estados Unidos suspendió la Ley de Promoción Comercial Andina y Erradicación de Drogas (Atpdea, por sus siglas en inglés).

“Para ceder preferencias arancelarias, Estados Unidos nos chantajeaba porque exigía la privatización de nuestros recursos naturales”, manifestó en ocasión de inaugurar la sede de le Confederación Nacional de la Micro y Pequeña Empresa (Conamype).

EE.UU., reveló Morales, “condicionó” a Bolivia la entrega de un crédito de US$30 millones a cambio de la privatización de las refinerías de Cochabamba y Santa Cruz.

“Probablemente (ahora) no exista cooperación de Estados Unidos, pero sí de otros países. Además, Bolivia tiene la suficiente solvencia para acceder a créditos de diversos organismos internacionales y de naciones amigas”, dijo.

Venezuela, por ejemplo, abrió su mercado a la producción boliviana y el gobierno trabaja para ampliar el acceso a los mercados de Brasil y Argentina, manifestó.