Viena, EFE. El presidente de Bolivia, Evo Morales, defendió en Viena su política de nacionalizaciones frente a un modelo "neoliberal" que promueve políticas de "saqueo".

"En 2005, antes de llegar a presidente, la renta petrolera era de US$300 millones, y el año pasado ha llegado a US$4.200 millones", declaró Morales en una rueda de prensa en Viena.

El mandatario defendió que la economía boliviana mejoró con la nacionalización de los hidrocarburos en 2006 y se preguntó "¿Dónde se llevaron la plata?", los anteriores gobiernos "neoliberales, imperialistas y procapitalistas".

Morales aseguró que "recuperar los recursos naturales" era un paso legítimo como alternativa ante el "modelo neoliberal".

Desde que llegó al poder en 2006, el Gobierno de Evo Morales ha nacionalizado cerca de veinte empresas de hidrocarburos, electricidad, cemento y minas, entre otros sectores.

Morales concluye hoy su visita a Viena, donde participó en la Comisión de Estupefacientes de la ONU y posteriormente se reunió con el presidente austríaco, Heinz Fischer