El presidente de Bolivia, Evo Morales, destacó este viernes la estabilidad de la economía del país, pese a la crisis europea y estadounidense, en un discurso en el municipio vitivinícola de Uriondo, en Tarija, alusivo al 169 aniversario de la Provincia Avilés, donde recordó que la bonanza nacional se debe a la nacionalización de los hidrocarburos en 2006 decretada por su gobierno.

"Somos un país económicamente estable, pese a la crisis del capitalismo", enfatizó en un discurso en que exaltó la nacionalización de los hidrocarburos que, entre otros, logros, le permitirá al municipio de Uriondo ingresar, en 2012, por vía directa del Tesoro público, 25 millones de bolivianos anuales, 21 más que en 2005.

"Hemos cambiado la economía nacional", dijo Morales que prometió a Uriondo la construcción de un coliseo deportivo, apenas su alcalde, Alvaro Ruiz, vaya a La Paz y escoja un modelo de polideportivo para plasmarlo en ese municipio, emplazado en un coqueto valle cerca de la ciudad de Tarija que ha extendido geométricamente sus cultivos de la vid.

El mandatario volvió a remarcar que el cambio de paradigma de la economía nacional, reflejado en una reserva que orilla los US$13.000 millones y un Producto Interior Bruto, de casi US$25.000 millones  en 2012, se debe a la nacionalización del gas y del petróleo.

Subrayó que gracias a esa política, la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (Ypfb) aumentó sus ingresos de US$300 millones en 2005 a US$3.500 millones en 2012.

El alcalde Avilés, de Uriondo, lanzó un rosario de pedidos tanto a Morales como al gobernador de Tarija, Lino Condori.

Además de un coliseo deportivo, que encontró eco inmediato en la voluntad política del mandatario, Avilés pidió un helipuerto, un estadio de fútbol e infraestructura para configurar 'La Ruta del Vino', que parte desde Uriondo y cuyo proyecto expresa un atractivo turístico de gran calado.

También una bodega comunitaria, para preservar la producción.

Lino se dijo llano a atender las demandas de Uriondo.

El ex presidente socialdemócrata Jaime Paz Zamora (1989-93), uno de cuyos hijos preside el Concejo de Tarija, asistió al acto.