El presidente de Bolivia, Evo Morales, garantizó este lunes la estabilidad económica del país sudamericano como consecuencia de las políticas gubernamentales implementadas en su gestión.

"Quiero decirles, hermanas y hermanos, que la economía está garantizada, porque nuestras políticas gubernamentales, como la nacionalización y otras acciones, respaldan la estabilidad", afirmó.

En un acto púbico de entrega de una unidad educativa en el departamento de Cochabamba (centro), Morales desvirtuó también rumores de la oposición sobre posibles afectaciones por la salida de Luis Arce del Ministerio de Economía y Finanzas Públicas.

Morales se pronunció de esta manera ante las especulaciones en la prensa y redes sociales, que advierten de una escalada crítica en la economía boliviana, vinculada al alejamiento del ahora ex ministro Arce por motivos de salud.

El mandatario boliviano expresó su deseo de un pronto retorno del ex ministro Arce, quien se alejó del gabinete por problemas médicos.

Descartó "incertidumbre" en la economía boliviana, además de manifestar la seguridad del crecimiento boliviano y la continuidad de las políticas económicas al mando del nuevo ministro de Economía, Mario Guillén.

Mencionó en varias oportunidades que en 11 años de gobierno, desde 2006, se consolidaron políticas públicas y económicas para cambiar Bolivia, las que no se lograron en 180 años del periodo republicano.

En 2016, Bolivia se consolidó por tercer año consecutivo como una de las economías con mayor crecimiento en la región sudamericana, al avanzar 4,3% su Producto Interno Bruto (PIB), según el reporte del estatal Instituto Nacional de Estadística (INE).

A pesar de esta tasa de crecimiento (4,3%), una de las mayores de la región, fue la más baja en Bolivia desde 2010 y la tercera menor en 11 años del gobierno de Morales, de acuerdo con datos del INE.

En el primer año de gobierno de Morales (2006), la economía del país cerró con un avance de 4,8%; 4,56% en 2007 y 6,13% en 2008.

Luego vino una baja de dos años consecutivos, 3,36% en 2009 y 4,13% en 2010, para recuperarse con 5,17% en 2011 y 5,2% en 2012.  

En 2013, la economía del país creció 6,8%, el índice más alto del gobierno de Morales, mientras que en 2014 avanzó 5,5% y en 2015 lo hizo en 4,9%.