La Paz, EFE. El presidente boliviano, Evo Morales, designó a César Navarro como su representante para coordinar la llamada "agenda patriótica", con 13 metas económicas y sociales para el 2025, cuando Bolivia celebrará los 200 años de su fundación y espera haber alcanzado "cero de extrema pobreza".

Navarro, hasta hoy viceministro de Coordinación con los Movimientos Sociales, juró el cargo ante Morales en un acto en el Palacio de gobierno, al que también asistieron el vicepresidente Álvaro García Linera y otras autoridades nacionales.

El mandatario encomendó a Navarro reunirse con representantes de las gobernaciones regionales, las alcaldías y las organizaciones sociales para planificar las metas que permitirán al país llegar al 2025 con "cero de extrema pobreza".

Morales ya lanzó en enero pasado, con motivo de sus siete años de Gobierno, la "agenda patriótica" para celebrar el Bicentenario de la fundación del país con 13 pilares entre los que están la erradicación de la pobreza, universalidad de los servicios básicos, salud, educación y deportes y la industrialización del país.

Según el mandatario, lo principal será garantizar el abastecimiento de agua y energía a toda la población para fortalecer el desarrollo productivo, al margen de atender otros asuntos como la educación, la salud y la integración vial.

"La base productiva es la base de la liberación, de la revolución. Entonces este trabajo de la agenda patriótica está orientado a cómo garantizar la parte productiva", sostuvo Morales.

Agregó que no se trata de un plan con miras a las próximas elecciones generales de 2014, sino que es un programa para "acompañar" las políticas sociales a mediano y largo plazo.

Morales también tomó juramento al reemplazo de Navarro en la cartera de Coordinación con los Movimientos Sociales, cargo que recayó en el exministro de Gobierno Alfredo Rada, hasta hoy viceministro de Coordinación Gubernamental en la Cancillería.