Yacuiba. El presidente Evo Morales planteó este viernes trabajar para que la economía boliviana dependa de la producción alimentaria y no tanto de los hidrocarburos como ocurre en la actualidad.

"Que bueno sería con la producción agropecuaria mejorar la economía y no sólo Bolivia dependa del gas, dependa de los hidrocarburos, sino de la producción alimentaria", detalló en oportunidad de entregar tractores a los campesinos del municipio de Yacuiba, en Tarija.

Morales destacó que el gobierno trabaja en la dotación de maquinaria a los productores, así como en facilitar su acceso a créditos, al igual que la ejecución del programa Mi Agua orientado a dotar de sistemas de riego y agua potable a los diferentes municipios de Bolivia.

Estas acciones, señaló que están orientadas a mejorar la producción de alimentos y así garantizar la seguridad alimentaria de los bolivianos, pero además la soberanía.

En la actualidad, Bolivia exporta azúcar, maíz y carne entre otros productos, luego de abastecer su mercado interno, lo que demuestra que está mejorando su capacidad productiva, tanto en superficie cultivada como en cantidad de productos.

No obstante, la exportación de gas natural seguida de la de minerales, son las actividades que sustentan los ingresos del país, por cuanto Bolivia tiene tradición extractiva.

El jefe de Estado insistió en cambiar esta característica de la economía nacional, tomando en cuenta que también el país debe estar preparado para afrontar las crisis que genera el capitalismo, entre ellas la de alimentos.