Cochabamba. El presidente Evo Morales solicitó este lunes la cooperación de los empresarios de Iberoamérica para resolver el problema de la pobreza y el cambio del comercio de competitividad por uno de complementariedad entre países, ante la crisis mundial del capitalismo.

"Quisiera que nos ayuden a resolver la pobreza. El momento que resolvamos la pobreza no siempre será  que terminemos con las protestas, pero vamos a disminuir las protestas y cuando se disminuye las protestas se profundiza también en una estabilidad económica, social y en temas de estabilidad política", aseveró, en la inauguración del 41 Consejo Directivo de la Asociación Iberoamericana de Cámaras de Comercio.

Sostuvo que en Bolivia, por ejemplo, se llegó a una estabilidad política y democrática que hizo posible que esté más de cinco años en el gobierno, a diferencia de lo que sucedía en por lo menos media década antes de su mandato, cuando en cada gestión se tenía un presidente diferente.

Dijo que se tuvo avances considerables en el tema, pese a que en algunos sectores le tildan de autoritario o dictador, porque se cuenta con un proyecto programático de gobierno que está vigente aunque existen voces que exigen su reconducción.

"Algunos quieren reconducir, pero no veo otro proyecto de desarrollo en Bolivia. Otro proyecto sería volver al neoliberalismo que significa eso, es otra forma de colonización, de subasta de nuestros recursos, de nuestras empresas, especialmente de servicios básicos", manifestó.

Por otra parte, Morales planteó a los empresarios el reto de profundizar la participación de los pequeños y medianos productores en el comercio de Iberoamérica para que puedan contar con sus beneficios económicos.

Mencionó que es necesario democratizar el acceso de los sectores sociales productivos y organizados a las áreas  de acción de las cámaras de comercio, para que no sólo un grupo de empresarios acapare todo el movimiento de la economía.

"Por qué no frente a la crisis del capitalismo, alimenticio, gestar un comercio de complementariedad a la cabeza de ustedes, cámaras de comercio, que son expertos en comercio, pero esos sectores (sociales) también pueden incursionar para tener una oportunidad", acotó.

El mandatario expresó, asimismo, su falta de confianza por el comercio de competitividad y planteó que para impulsar su iniciativa se comience por el respeto de la economía plural, empresarial, estatal y especialmente en las áreas asociativas y productoras.

En ese contexto, sostuvo que en su gobierno existe el respeto pleno por la propiedad y las inversiones del sector privado.

El jefe de Estado recordó también a los empresarios que es necesario que ellos incluyan el tema de su responsabilidad social en sus deliberaciones, puesto que deben considerar que donde no se garantiza alimento, energía o movimiento económico se carece del respeto de los pueblos por ideologías, principios y valores y hay levantamientos contra las políticas económicas.

"Ahí quien pierde, los pobres no perdemos nada, porque hemos vivido eternamente en la pobreza, quien pierde es el sector empresarial y por eso siento que es importante debatir la responsabilidad social del sector empresarial", agregó.

Finalmente, mencionó que si no se toma en cuenta esos hechos se mantendrán los problemas sociales respecto a los levantamientos de pueblos contra modelos económicos, sistemas vigentes y  hegemonías.