Caracas. El ex presidente de Chile, Ricardo Lagos, ofreció claves para trazar una exitosa estrategia de estabilización de fondos públicos y subrayó la necesidad de ahorrar para blindar a las generaciones futuras.

"Hay que ahorrar cuando hay días de mucho sol, porque en algún momento llegará el frío invierno", advirtió Lagos durante una intervención, en la que expuso las actuales ventajas económicas de América Latina y recordó la necesidad de tomar previsiones en época de bonanza económica.

"Los ingresos que provienen de recursos naturales no pueden ser usados para gastos corrientes", advirtió.

"Son indispensables aplicar políticas que trasciendan el período gobernativo", manifestó Lagos, el último de los tres ex presidentes que expusieron sus ideas en el evento Palabras Para Venezuela.

Al igual que Felipe González y Fernando Henrique Cardoso, el ex presidente chileno habló de la importancia de respetar las instituciones públicas, fomentar la democracia, invertir en los sectores sociales y distribuir los excedentes para garantizar el crecimiento económico. "Hay una nueva forma de hacer democracia con los nuevos métodos de comunicación", señaló.

"Tenemos que crecer para distribuir, pero hay que distribuir para seguir creciendo", añadió el ex presidente.

Lagos también criticó a las agencias de calificación de riesgo al tiempo que cuestionó el papel del Fondo Monetario Internacional en las economías latinoamericanas."Tenemos una América del Sur que tiene un desafío distinto al que hemos tenido en los últimos 20 años", dijo.

"En esta crisis internacional los políticos deben esforzarse por poner orden en los mercados", apuntó el ex presidente.

Masiva asistencia en Banesco. "Palabras Para Venezuela" contó con la asistencia masiva en la sede principal de Banesco. La ocasión sirvió para reunir a un gran número de personalidades, como los economistas José Manuel Puente, Francisco Faraco, el presidente de Fedecámaras, Jorge Botti; y los políticos, Pablo Pérez y Gerardo Blyde.

Brasil era la conferencia que más llamaba la atención del evento, que albergó a unas 4.000 personas, según el presidente de Banesco, Juan Carlos Escotet.