Sao Paulo. El próximo gobierno de Brasil debería hacer del recorte de gasto público una prioridad máxima porque eso ayudaría a llevar las tasas de interés a la baja, dijo el ex presidente del banco central Arminio Fraga al diario O Estado de Sao Paulo en una entrevista este domingo.

Con la economía fuera de recesión, el gobierno de Brasil debería "soltar el acelerador" de gastos y préstamos de bancos públicos, dijo Fraga, ex gestor de fondos del multimillonario George Soros, quien dirige la firma de cobertura Gavea Investimentos en Río de Janeiro.

Brasil estuvo entre las primeras economías en rebotar desde una recesión en el 2009 debido a sus gastos masivos en proyectos de obras públicas y a un aumento del crédito del banco de desarrollo, Bndes, y de bancos estatales como Banco do Brasil y Caixa Economica Federal, que reactivaron la demanda del consumidor.

Los préstamos de bancos estatales y el gasto público han continuado creciendo, lo que ha reactivado la economía y provocado que el banco central eleve las tasas de interés en un intento por enfriar el crecimiento que podría alcanzar más del 7% en 2010, de acuerdo de estimaciones de analistas.

Hay un límite sobre cuánto puede prestar el Bndes y un aumento de préstamos del banco de desarrollo, que ofrece fondos a tasas menores que el mercado a compañías, podría interferir con la capacidad del banco central para recortar los costos del crédito nacional, dijo Fraga.

"El Bndes aún juega un papel en ausencia de mecanismos financieros de largo plazo en moneda local", dijo Fraga a O Estado. "Pero al mismo tiempo, el Bndes debe dar algún espacio para que el mercado se desarrolle por sí mismo", sostuvo.