Berlín. Un mayor involucramiento del Fondo Monetario Internacional (FMI) en los esfuerzos de la zona euro para contener su crisis de deuda sería un acto de desesperación, dijo este domingo el presidente saliente del Banco Central Europeo (BCE), Juergen Stark, según la edición del periódico alemán Süeddeutsche Zeitung que será publicada este lunes.

Stark agregó que contempla un panel informal de expertos para revisar los presupuestos de los estados miembros.

"Eso sería el núcleo para un futuro Ministerio de Finanzas Europeo", sostuvo.