Washington. Los usuarios de acero y aluminio que dependen de artículos importados no disponibles por los productores estadounidenses podrían tener que esperar hasta 90 días para una exclusión de los nuevos aranceles impuestos por el Gobierno de Donald Trump, según un documento del Departamento de Comercio.

El borrador del aviso del Registro Federal, que sería publicado más tarde el viernes y visto por Reuters, detalla los procedimientos para las compañías que buscan tales exclusiones.

El documento dice que el período de revisión para tal requerimiento "normalmente no superará 90 días, incluyendo la adjudicación de objeciones presentadas sobre los pedidos de exclusión".

Las reglas de exclusión han sido esperadas con ansiedad por las compañías manufactureras desde que Trump anunció los aranceles el 7 de marzo para proteger a los productores locales de acero y aluminio aduciendo preocupaciones relacionadas a la seguridad nacional.

Sin embargo, aliados estadounidenses se mantienen sin saber sobre las exenciones para países específicos.

Pero las industrias que consumen acero y aluminio y deben importar productos pueden terminar pagando aranceles por un período considerable antes de que se les conceda la exclusión.

La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza de Estados Unidos comenzará a recolectar los aranceles de 25% sobre el acero y de 10% sobre el aluminio a las 0401 GMT del 23 de marzo.