La Paz. El aporte de las cooperativas mineras al Estado boliviano es ínfimo respecto de los ingresos impositivos y regalías a las regiones, además hace una baja contribución al Producto Interno Bruto (PIB), según el Instituto Nacional de Estadística (INE), la Central Obrera Boliviana (COB) y expertos.

No obstante, Guido Mitma, ejecutivo de la COB y dirigente minero sindicalizado, dijo que el sector cooperativista logró conseguir beneficios en los últimos años gracias a la alianza política con el gobierno del presidente Evo Morales.

El director Ejecutivo del Centro de Documentación e Información Bolivia (Cedib), Marco Gandarillas, manifestó que los impuestos que pagan los cooperativistas mineros son las patentes y el canon de arrendamiento que "es miserable en términos de valor".

"Esta situación y la última ley minera beneficia fundamentalmente a los cooperativitas mineros. Es un tipo de subvención que le ha dado el Estado a las cooperativas, junto con otros", señaló Gandarillas en contacto telefónico con Xinhua.

Bolivia es un país que basa sus exportaciones en los sectores de la minería y los hidrocarburos, sin embargo, es este último sector el que más utilidades genera en el país.

De acuerdo a informes oficiales de la estatal Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB), Bolivia recibió del sector de hidrocarburos 31,5 millones de dólares entre las gestiones 2006 y 2015, es decir, desde la nacionalización de los hidrocarburos.

El aporte que dejó la minería en Bolivia de 2003 a 2013, las regalías (para las regiones) del sector, sumaron 880 millones de dólares; en cambio el sector hidrocarburífero sumó, en este mismo periodo, 6.130 millones de dólares, es decir, 5.250 millones de dólares más.

El presidente de YPFB, Guillermo Achá, precisó a la prensa en La Paz que estos recursos benefician a los gobiernos departamentales, municipales, universidades públicas y el Tesoro General del Estado.

No obstante, reconoció que en los dos últimos años la renta petrolera del país obtuvo 30 por ciento menos de recursos que fueron obtenidos, principalmente por la producción de hidrocarburos y los precios de la comercialización de gas natural hacia Brasil y Argentina.

Los ingresos generados por el sector hidrocarburos benefician, en forma directa, a las nueve gobernaciones del país, a los 339 municipios, al sistema universitario público y el Tesoro General del Estado, desarrollando una vasta red de cobertura de salud, educación, vivienda, empleo y diversificación productiva que mejora la calidad de vida de la población.