Pekín. El producto interno bruto de China crecería un 9,8% en el 2011, con una inflación que se mantendría en torno a un 3,7% en el año, dijo el servicio oficial de noticias China News Service, citando a un grupo de expertos gubernamentales.

El Instituto de Previsión Económica de la Academia de Ciencias de China dijo que la demanda interna sería una mayor fuerza de la economía del país este año y que el crecimiento del comercio internacional sería más lento que en el 2010.

Agregó que prevé que la inflación alcance su mayor nivel en el primer trimestre como resultado de los crecientes precios de las materias primas y los salarios.

Sin embargo, las medidas que apuntan a aumentar el suministro de alimentos con exceso de suministros en el sector de manufacturas y la apreciación del yuan detendrían las presiones inflacionarias más adelante en el año, agregó el reporte.

El banco central de China ha elevado las tasas de interés dos veces y los requerimientos de reservas en cuatro oportunidades desde octubre, en medio de preocupaciones sobre que el exceso de liquidez esté elevando los precios de los consumidores.

La inflación alcanzó un máximo de 28 meses en un 5,2% en noviembre del 2010, desacelerando a un 4,6% en diciembre, según datos oficiales.

La economía de China creció un 10,3% en el 2010, mostraron datos oficiales la semana pasada.