Río de Janeiro. Los analistas del mercado financiero han mantenido su previsión de crecimiento económico de Brasil en el 0,27% para este año, el mismo que hace una semana, según un sondeo divulgado por el Banco Central.

La previsión del producto interior bruto (PIB) del país para 2015 también se ha mantenido sin cambios, en el 1%, según los pronósticos del boletín Focus, una encuesta semanal que el Banco Central hace con un centenar de economistas de los bancos e instituciones financieras nacionales.

Los cálculos de inflación también se han mantenido sin cambios, en el 6,45% este año y en el 6,30% para el próximo, cifras que se acercan al techo de la meta del Gobierno, que es del 6,50%.

La encuesta se hizo el pasado viernes, antes de las elecciones en las que el domingo ganó la presidenta, Dilma Rousseff.

Según datos oficiales, en el segundo trimestre de este año la economía brasileña se contrajo un 0,6%, con lo que acumuló dos trimestres consecutivos de crecimiento negativo y entró en lo que los expertos califican de "recesión técnica".

La previsión de los analistas para el crecimiento de Brasil este año está muy por debajo de la expansión del 0,9% esperada por el Gobierno y hasta del 0,6% admitido por el Banco Central en su último análisis trimestral.