Los analistas financieros de México observan un mejor panorama para las principales variables económicas del país.

En la Encuesta de Citibanamex, el consenso elevó su expectativa de crecimiento económico para 2017; para la inflación estabilizaron sus pronósticos para el cierre de año; y mejoraron sus perspectivas para el tipo de cambio.

Para el crecimiento de este año, el consenso de los analistas anticipa que el Producto Interno Bruto crecerá a 2%, desde una estimación de 1,9% en la encuesta previa.

El rango de crecimiento establecidos entre los 22 grupos financieros oscila entre 1.6 y 2.5%.

Para el siguiente año, los especialistas del sector financiero consultados por Citibanamex mantuvieron sus proyecciones de crecimiento, en 2.2%, y de la inflación en 3.8%, en tanto que mejoraron su previsión sobre el dólar a 18 pesos, desde 18.13 pesos, todo respecto a la encuesta del pasado 20 de julio.

Para el alza general de precios, es decir la inflación, los analistas mantuvieron en 6% la previsión para el cierre de este año.

En lo que se refiere al tipo de cambio, el mercado lo espera más apreciado, puesto que ahora anticipan que elcierre de 2017 será de 18.28 pesos, desde el 18.50 pesos del sondeo previo.

Para el siguiente año, los especialistas del sector financiero consultados por Citibanamex mantuvieron sus proyecciones de crecimiento, en 2.2%, y de la inflación en 3.8%, en tanto que mejoraron su previsión sobre el dólar a 18 pesos, desde 18.13 pesos, todo respecto a la encuesta del pasado 20 de julio.

Tasa de fondeo. La Encuesta Citibanamex de Expectativas también arrojó, como en las dos últimas versiones, una alta dispersión en cuanto a lo que se espera sobre el próximo movimiento de tasas de interés por parte del Banco de México.

Las previsiones oscilan entre quienes piensan que el próximo movimiento será al alza en algún mes de este año (3 analistas), hasta quienes piensan que será a la baja hasta el siguiente año (12 analistas).

El consenso, que se fijó por 15 de 22 analistas consultados, estableció que dicho movimiento sería hasta junio del siguiente año, en el cual la tasa bajaría en 0.25 puntos porcentuales de su nivel actual.

Por lo anterior, el consenso espera que este año la tasa de interés de referencia cierre en un nivel de 7 por ciento.

En el último comunicado de política monetaria del banco central, del pasado 22 de junio,  se explicó:

Consideramos quela información con la que actualmente se cuenta y debido el horizonte de tiempo en el que operan cabalmente los canales de transmisión de la política monetaria el nivel alcanzado en la tasa de referencia (de 7%) es congruente con el proceso de convergencia eficiente de la inflación al objetivo de 3 por ciento”.

Para el siguiente año, el consenso de los consultados por Citibanamex anticipa que la tasa de política monetaria en 6.5%, por lo que se infiere que además de la reducción de junio, habría otra adicional  en los meses siguientes, también por 0.25 puntos porcentuales.

En cuanto a la variabilidad de las previsiones de la tasa de fondeo para 2018, BNP Paribas es el que anticipa una política monetaria más acomodaticia, ya que prevé que la tasa cierre en 5%, es decir una baja de 2 puntos porcentuales  menor al nivel actual.