Chile crecerá 5% este año y la inflación se ubicará en torno al 3%, conforme una encuesta de la empresa LatinFocus Consensus Forecast difundida hoy, que incluye las evaluaciones de 23 economistas de los mayores bancos del país sudamericano y el mundo.

El sondeo resalta la vitalidad de la economía chilena, el auge del consumo y la caída del desempleo, ubicado en alrededor de 6%.

Para 2014, el pronóstico del panel anticipa un crecimiento de 4,8%, el mismo de febrero último.

El informe destaca que Chile seguirá creciendo más de lo proyectado y que, con el aumento del empleo, debería continuar alimentando el consumo en el corto plazo.

Igualmente, resalta que empresarios y consumidores siguen estando optimistas acerca del crecimiento.

Respecto a la inflación, los economistas encuestados por LatinFocus Consensus Forecast proyectan que terminará este año en 3,0%, 0,1 puntos porcentuales menos que las proyecciones de enero. La meta del Banco Central de Chile se mantiene en 3,0%  de inflación.

Uno de los pilares del crecimiento ha sido el consumo, y los economistas consultados estiman que seguirá creciendo con dinamismo este año, alcanzando un 5,2%, similar al mes pasado.

También expresaron su optimismo acerca de la inversión al evaluar que crecerá 8,5% este año, 0,1 puntos más sobre las proyecciones de febrero pasado.

Sobre la polémica del gasto y el déficit de cuenta corriente, el informe revela que los expertos mantuvieron sus proyecciones de que el déficit aumentará este año a 3,6%, contra el 3,3% de 2012.

El pronóstico sobre la Tasa de Política Monetaria es que cerrará el año en 5,05%, un leve aumento sobre las proyecciones del mes pasado (4,98%). La tasa actual es de 5%. El optimismo de los economistas acerca de la economía chilena no se expande al resto de América Latina y, por segundo mes consecutivo, estiman que las perspectivas de crecimiento empeoraron en los últimos meses.

Ahora el consenso es que la región crecerá 3,5%, 0,1 puntos porcentuales menos de los cálculos en febrero ante el empeoramiento de las perspectivas para Argentina, Brasil, Colombia y Venezuela.

Además de Chile, sólo subieron las proyecciones de crecimiento para Perú y Paraguay.