La Paz Xinhua. Las exportaciones bolivianas de enero a julio de este año crecieron 22% respecto a similar periodo del 2011, según un informe proporcionado hoy por el privado Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE).

Hasta julio de este año, las exportaciones sumaron US$6.037 millones de dólares, superando en US$1.091 millones al mismo período del 2011, y US$2.206 millones por encima del 2010.

El volumen de exportaciones aumentó en 11%, pero la facturación en 22%, por los precios en los mercados externos, puesto que el gas natural, que es la estrella de las ventas de productos bolivianos, subió en un tercio comparando el comportamiento de los primeros siete meses de 2011 y 2012.

Sobre la cantidad, las exportaciones alcanzaron cerca de 13 millones de toneladas, con datos al 31 de julio de 2012, volumen mayor en 1,3 millones al registrado en el 2011 y superior en 1,8 millones, comparando con el 2010.

El IBCE manifestó que las exportaciones son impulsadas, principalmente, por el favorable incremento en las ventas externas de hidrocarburos, soya y derivados, azúcar y derivados, y joyería.

A julio de 2012, los sectores más representativos de las exportaciones bolivianas fueron los hidrocarburos, concentrando el 51% el total, seguido de los minerales, con 32%, en tanto que la soya y sus derivados el 8%.

Los rubros de minerales, maderas, cueros y sus manufacturas, al 31 de julio recién pasado, registraron niveles menores de exportación, en relación con similar tiempo del año pasado.

Las exportaciones no tradicionales acumularon US$1.042 millones, con un aumento de 36%, tanto en valor como en volumen respecto al mismo periodo del 2011.

Su participación sobre el valor de las exportaciones globales fue de 17%.

En cuanto a las ventas tradicionales, sumaron US$4.995 millones, con un crecimiento de 19% en valor y 9 por ciento en volumen, cotejando con los primeros siete meses de 2011.

En tanto que el estatal Instituto Nacional de Estadísticas (INE) informó que el saldo comercial de Bolivia a julio de 2012 creció en 62% respecto al mismo periodo de 2011, principalmente por la creciente venta de gas natural a Brasil y Argentina.

El superávit comercial pasó de US$1.000 millones en 2011 a US$1.619 millones en el primer semestre de la presente gestión, es decir un incremento de US$619 millones.