Pekín. El crecimiento de las exportaciones en China cayó en octubre a su nivel más bajo en ocho meses, mientras que las importaciones saltaron mucho más que lo previsto.

Cifras de aduanas mostraron que las exportaciones chinas subieron en un 15,9% en el año hasta octubre, por debajo de una previsión de un 16,5%.

Este fue el crecimiento más débil desde el 2,4% registrado en febrero, en momentos en que los exportadores sienten el impacto de un debilitamiento en la economía global del bajón en la Unión Europea, el mayor mercado para las exportaciones chinas.

Las importaciones saltaron un 28,7%, muy por encima de la previsión de un alza de un 23%, lo que refleja el auge en la economía doméstica.

Esto fue confirmado por otros datos de octubre reportados el miércoles que mostraron un crecimiento saludable en las ventas minoristas, así como la inversión en carreteras y otras infraestructuras, junto con un fuerte declive en la inflación.

El superávit comercial en octubre fue de US$17.000 millones, muy por debajo de una previsión de US$24.900 millones.

"El menor superávit y la ralentización en el crecimiento de las exportaciones reflejan señales de una desaceleración en la economía china (...) todo apunta a un aterrizaje suave de la economía", dijo Suresh Ramanathan, un estratega de divisas de CIMB en Kuala Lumpur.