Las exportaciones chinas crecieron un 21,8% interanual en febrero para alcanzar los US$139.370 millones, informó la Administración de Aduanas, datos que confirman el repunte de la economía del país.

Por contra, las importaciones cayeron un 15,2%, a los US$124.120 millones, informó la misma fuente.

Con estas cifras, el superávit comercial de China fue en febrero de US$15.250 millones, frente al déficit un año antes de US$31.980 millones.

En enero, las exportaciones crecieron un 25% con respecto al mismo mes de 2012, mientras que las importaciones se elevaron un 28,8%.

No obstante, al valorar las cifras hay que tener en cuenta que en 2013 el Año Nuevo chino cayó en febrero y restó cinco días laborales a ese mes. El año pasado, las festividades por el año nuevo lunar cayeron en enero.

Si se tienen en cuenta esas circunstancias, apunta la Agencia de Aduanas, las exportaciones crecieron un 20,6%, mientras que las importaciones, en lugar de caer, aumentaron un 6,5%.

El Gobierno chino se ha fijado entre sus objetivos macroeconómicos para este año un crecimiento del comercio exterior en un 8%.

El crecimiento medio del año pasado fue de un modesto 6,2%.