Las ventas costarricenses al exterior, en el primer trimestre del año, fueron apalancadas en gran medida por dos sectores: el de los componentes electrónicos para micropocesadores liderado por Intel, y las zonas francas en general.

Según consigna el periódico local La Nación, el vicepresidente de la República, Luis Liberman, reveló en conferencia de prensa que las exportaciones, de enero a marzo de 2012, crecieron un 16% comparado con el mismo período de 2011.

De ese modo, según las cifras reportadas por el Ministerio de Comercio Exterior (Comex) y la Promotora de Comercio Exterior (Procomer), el país vendió, en los primeros 90 días, US$2.911 millones, mientras que en el mismo plazo de 2011, la cifra fue de US$2.508 millones; es decir una diferencia de US$403 millones.

El crecimiento en conjunto de varios sectores ha beneficiado, pero destacan a la vista los aportes del rubro de componentes electrónicos para microprocesadores, cuya principal empresa es Intel. Esta registró un alza del 54,7%, dado que en el referido plazo de 2011, sus ventas fueron de US$402 millones, mientras que en el mismo período de 2012, estas subieron a US$623 millones; un aumento de US$221 millones.

En segundo lugar, la producción de las empresas ubicadas en zonas francas reportó un crecimiento del 23%, algo que en términos monetarios significó un aumento de US$278 millones, al pasar de US$1.229 millones, en 2011, a US$$1.507 millones.

Al compararse el referido período, otros sectores como el de las empresas fuera del régimen de zonas francas, crecieron US$105 millones. El rubro bananero, en cambio, decreció 21,5%, sobre todo por cuestiones climatológicas.

La presidenta de la Cámara de Exportadores de Costa Rica (Cadexco), Mónica Araya, reconoció el crecimiento pero agregó que este sería mejor si se solventaran varios obstáculos internos.

La líder gremial detalló que los escollos de los exportadores son la competitividad al interior del país y los plazos y formas de pago de los clientes, las cuales han variado a raíz de la crisis financiera.