Las exportaciones manufactureras de México, un pilar de la economía, anotaron en mayo su caída más grande en más de dos años, aunque este revés fue compensado por un salto en la importación de bienes de consumo no petroleros, según cifras oficiales publicadas el viernes.

Las ventas externas de manufacturas cayeron un 6,56% en el quinto mes del año, según cifras ajustadas por estacionalidad, su mayor baja desde el desplome del 6,9% de enero de 2013, de acuerdo con datos del instituto nacional de estadísticas, INEGI.

Al interior del componente las exportaciones automotrices mostraron un descenso del 3,5%, mientras que el resto de las manufacturas se hundieron un 8,1%, en su peor desempeño desde diciembre de 2008, cuando cayeron un 12,7%.

Por el contrario, las importaciones de bienes de consumo aumentaron un 3,85%, destacando un salto de los bienes de consumo no petroleros del 7,42%, el mayor desde mayo de 2010.

En mayo, México registró un déficit de US$1,803 millones.