El ministro de Minería y Metalurgia, José Pimentel, informó que los ingresos por la exportación de minerales llegaron a
US$1.000 millones en el primer cuatrimestre de este año, batiendo un récord histórico en Bolivia.

"Es un récord histórico que en los primeros cuatro meses hayamos llegado a los US$1.000 millones", remarcó el funcionario en conferencia de prensa.

Anticipó que, con esos resultados, se prevé superar los US$3.000 millones hasta fin de año, aunque aclaró que dependerá de las cotizaciones en el mercado internacional, en particular de la plata, plomo, estaño y zinc. "La plata ha tomado una posición preponderante gracias a los precios", aseguró el ministro, según un reporte de ABI.

En el cálculo de probabilidades, dijo que una baja de 10 puntos "no afectará el panorama de bonanza de los minerales", al recordar que en los últimos años sufrieron un alza "desmesurada". Los altos precios de los minerales permitieron que algunas regiones productoras, sobre todo Potosí, reciban más recursos por concepto de regalías.

Así, entre enero y marzo del 2011, Potosí recibió el 75,82% de regalías mineras, según datos extractados del Boletín Estadístico Minero Metalúrgico editado por el ministerio del área. En dicho período, las regalías mineras totalizaron US$37,46 millones (30,8% más que en similar período del 2010), de los que Potosí recibió US$28,41 millones.

Oruro es el segundo departamento con mayor captación de regalías mineras, aunque muy por debajo de las obtenidas por Potosí. Según el documento, esa región obtuvo US$6,40 millones (17,10%).