A causa del bloqueo en la frontera con Perú, exportadores bolivianos pierden US$60.000 al día. A ocho días del conflicto, el monto total llega hoy a US$480.000 por 250 camiones que no pueden circular. Las cifras corresponden a gastos de transporte marítimo para el reembarque de la mercadería.

“A diario, mínimamente se pierde alrededor de US$60.000 sólo en gastos de transporte marítimo de reembarque”, señaló el experto en logística de exportaciones, Rafael Quintela.

A los US$60.000, explicó, se debe sumar por vehículo multas por la demora en el embarque de los productos, gastos de puerto, alquiler de almacenes y el pago de más días de transporte a los dueños de los camiones.

Campesinos de la región de Puno (al sudeste del Perú) bloquean el puente internacional de Desaguadero, que une ambos países, en protesta por el proyecto minero que explotará un yacimiento de plata y que según los manifestantes contaminaría ríos y cultivos.

Asimismo, se cortó el paso en las vías que conectan Bolivia con Puno, Pomata y el puerto de Ilo, en el vecino país. “Un bloqueo de caminos siempre tiene repercusiones negativas para los exportadores porque se incrementan los costos de operación, pero también se afecta la imagen de Bolivia porque lo probable es que no se cumplan contratos por retrasos y haya castigos”, dijo el gerente del Instituto Boliviano de Comercio Exterior, Gary Rodríguez.

Torta y harina de soya, girasol, aceite crudo y quinua son los principales productos nacionales que se exportan a países miembros de la Comunidad Andina a través de los puertos de Ilo y Matarani. “Un parte muy importante de la mercadería tiene como destino Perú”, complementó Rodríguez.

La medida adoptada por el sector en conflicto cumple hoy ocho días. Para levantar el bloqueo, los campesinos exigen la presencia de autoridades nacionales que evalúen en el lugar los problemas que causarían las concesiones mineras extractivas, según el diario puneño Los Andes.

Radio Programas del Perú reportó que la Cámara de Comercio de Puno estimó las pérdidas diarias en alrededor de 1,3 millones de nuevos soles.

En contacto con radio Panamericana, ciudadanos peruanos protestaron. “Somos del Perú, pero no nos dejan pasar ni a nosotros, hay muchas urgencias. Esperamos que nuestras autoridades resuelvan este conflicto que está generando grandes pérdidas”, expresó uno de ellos a la emisora.

El conflicto ha provocado desabastecimiento en los pueblos fronterizos.