Bogotá. El saldo de los fondos de capital extranjero invertidos en deuda pública interna de Colombia registró en julio su primera caída en un año, a 72,4 billones de pesos (US$24.894 millones), equivalente a una baja de 0,74% contra el mes previo, reveló este jueves el Ministerio de Hacienda.

El organismo no suministró inmediatamente una explicación a las ventas de títulos de deuda pública doméstica TES por parte de los gestores foráneos.

Pero analistas lo atribuyeron a la tendencia alcista de las tasas de interés en los países desarrollados y algunos emergentes que ha reducido el apetito por algunos activos locales.

"Economías emergentes también están subiendo tasas como Argentina, Turquía, Filipinas e India reaccionando a devaluaciones e inflaciones", dijo Camilo Pérez, gerente de estudios económicos del Banco de Bogotá.

La tasa de interés de política monetaria en Colombia se ubica en su punto más bajo de los últimos cuatro años, de un 4,25% -por debajo de Brasil, México y Argentina-, nivel en el que el mercado espera que se mantenga por lo menos durante lo que resta del 2018.

Pese al descenso de los portafolios extranjeros en julio, mantuvieron una cuarta parte del total de deuda emitida en TES por parte del Gobierno, de 287,2 billones de pesos (US$98.933 millones), con lo que son los segundos mayores tenedores de títulos.

En contraste, el saldo de TES en poder de las administradoras de fondos de pensiones (AFPs) aumentó un 1,99% en julio a 75,6 billones de pesos (US$26.042 millones), frente a junio, al tiempo que el de los bancos repuntó un 7,15% a 47 billones de pesos (US$16.190 millones).

"Las entidades locales estuvieron muy desinvertidas mucho tiempo y de alguna manera están actualizando sus portafolios", explicó Pérez.