El socio del área laboral de EY (antes Ernst & Young), José Castro, sostuvo que el nuevo régimen laboral juvenil no generará una alta sustitución de trabajadores jóvenes pues las empresas hoy en día están pensando más en como retener su talento que en reemplazarlo.

"Hoy en día se ve una lucha fuerte en las empresas por retener el talento joven, por lo que veo difícil que los empleadores se deshagan fácilmente de sus trabajadores. Los jóvenes que hoy están contratados bajo el régimen general no deberían tener ningún riesgo, pues su talento facilitó acceso a planilla", declaró a la agencia Andina.

Dijo que la preocupación de las empleadores van por los trabajadores que no están alineados con los intereses de la empresa, "ahí la eventual sustitución va más por el lado de la actitud del trabajador que por el ahorro que resultaría contratar un joven bajo el nuevo régimen".

Por otro lado, aclaró que esta Ley no se compara a las modalidades formativas laborales, púes si bien el joven pre profesional a través de este régimen sí percibe gratificación (el 50 por ciento) no está incluido en planilla y por ende no está vinculado laboralmente a la empresa.

Finamente, reiteró que la ley aprobada beneficia, también, a los egresados de las universidades pues les permite afianzar sus conocimientos sin la necesidad de trabajar en la informalidad.

"Actualmente hay mucha oferta de jóvenes universitarios por lo que gran parte terminan subempleados. Este régimen les permitiría adquirir la capacitación necesaria para ser más competitivos y mantenerse en el mercado formal", comentó.