Guatemala. Según las estadísticas de la Dirección General de Hidrocarburos (DGH) del Ministerio de Energía y Minas (MEM), el volumen total de las importaciones ascendió a 23 millones de barriles en ese período.

El precio promedio del barril de petróleo durante el 2011 fue de US$94.80.

El año pasado —enero a octubre— la factura petrolera alcanzó los US$1 mil 805 millones y hace dos años fue de US$1 mil 761 millones.

En el 2010, el precio promedio del crudo era de US$71.70, y en el 2009 alcanzó los US$60.63, según el informe del Índice de Precios al Consumidor.

La factura petrolera incluye la compra de productos como gasolinas (superior y regular), diésel, propano, asfalto, keroseno, gasolina para avión y pet coke.

Guatemala ha pagado entre enero y octubre último US$2 mil 516 millones -Q19 mil 373 millones- por el costo de la importación de derivados del petróleo, lo que significa 39.3% más respecto del mismo período del 2010.

Las causas. Luis Ayala, subdirector de la DGH, indicó que el incremento de la factura petrolera está asociado con el comportamiento de precio que el petróleo registró este año, sobre todo por las crisis en el Medio Oriente, Norte de África y la crisis financiera en algunos países de la Unión Europea.

Además influyeron en las cotizaciones mundiales la variabilidad climática de los inviernos en Estados Unidos y Europa, que fueron severos.

“Aunque en general el precio se mantuvo estable este año, hubo alzas en relación con otros períodos”, aseguró.

El técnico señaló que otro factor que elevó el costo del crudo a escala mundial fue el consumo que registraron países de economías emergentes, sobre todo de India, China y Rusia.

Además dijo que persisten los problemas en la industria para refinar los productos del petróleo y los niveles en la producción que inciden en el comportamiento.

“El mercado mundial tiene una mayor valorización en el precio de los combustibles que al final se trasladan al país”, expuso.

El subdirector de la DGH explicó que el producto que tuvo mayor alza en el 2011 en el mercado internacional fue el diésel.

Cierre del año. Ayala explicó que para el 2011 se proyecta que las compras de los derivados del petróleo de Guatemala a los países productores cerrará en 35%, en relación con el 2010.

“El mercado nacional ha requerido mayores divisas para la compra de los combustibles y eso significa que hemos pagado más que el año anterior por los derivados del petróleo”, subrayó.

De acuerdo con los datos, el país paga en promedio US$9.3 millones diarios por el costo de la factura petrolera, mientras que en el 2010 era de US$6.6 millones al día.

El consumo diario de derivados del petróleo en el país es de 75 mil 400 barriles, mientras que en el 2010 fue de 71 mil 600 y en el 2009 la demanda fue de 84 mil 400.