Berlín, Andina. Alemania no podrá aprobar rescates dentro de la Eurozona por la vía rápida, según un fallo de del Tribunal Constitucional alemán, la máxima instancia judicial de ese país.

De esta forma, quedó sin efecto el mecanismo que facultaba a una comisión de nueve diputados a aprobar en nombre del Parlamento y de forma urgente ayudas multimillonarias a los fondos de rescate, publica la agencia de noticias DPA.

Este fallo supone un golpe para el gobierno de la canciller Angela Merkel, que instauró esta comisión que sesionaba en secreto a fin de agilizar la participación de Alemania en los rescates europeos.

Según el dictamen, los diputados alemanes deberán participar más en las decisiones sobre la crisis del euro y el Parlamento no podrá confiarlas a un núcleo reducido.

Dos diputados del opositor Partido Socialdemócrata habían presentado una querella contra la creación de este grupo alegando que los excluía de importantes decisiones y violaba sus derechos como legisladores.

El tribunal suspendió en octubre de forma provisional el funcionamiento de este grupo, lo que obligó a Merkel a solicitar el respaldo del pleno del Parlamento para los rescates.

Así lo hizo ayer, cuando el Parlamento aprobó por mayoría el segundo paquete de ayudas para Grecia.

La votación, sin embargo, dejó al descubierto grietas en el seno del gobierno de Merkel en torno a las ayudas.

Varios diputados de la Unión Cristiano Demócrata (CDU) de la canciller así como del Partido Liberal votaron en contra del nuevo paquete de 130.000 millones de euros.

El Tribunal aceptó como única excepción la aprobación de compras de títulos de deuda en los mercados secundarios a través del fondo temporal de rescate FEEF.

Los jueces consideraron que estas medidas urgentes precisan de confidencialidad para ser llevadas a cabo con éxito y podrán ser resueltas por un grupo pequeño conformado por miembros de todos los partidos representados en el Bundestag (Cámara Baja).