Santiago. Las familias chilenas de menores recursos podrán aplazar el pago de servicios básicos y recibir un bono del gobierno para mitigar el impacto económico de la crisis que desató la epidemia de coronavirus, anunció este viernes el presidente Sebastián Piñera.

El gobierno llegó a acuerdos con firmas de electricidad, agua y telecomunicaciones para que los más afectados puedan diferir el pago de las cuentas sin sanciones, recibir subsidios o acceder a planes más convenientes.

"La crisis del coronavirus y su impacto sobre la economía, los empleos, los ingresos y las Pymes están afectando severamente a las familias chilenas", dijo Piñera, que aseguró que las medidas beneficiarán a más de 4,5 millones de familias.

El presidente pidió además que el Congreso apruebe con rapidez la entrega de un "Bono Covid-19" de 50.000 pesos por carga familiar (unos US$60 al cambio actual) y un proyecto de ley de protección al empleo para aquellos trabajadores que no pueden cumplir sus funciones en medio de la epidemia.

El gobierno enfrentó desde octubre del año pasado una ola de protestas sociales por el alto costo de la vida en Chile y la mala calidad de servicios como la salud o la educación pública. Antes de la crisis del coronavirus, la economía chilena estaba recién mostrando señales de recuperación del estallido.

Chile, con 1.610 casos de coronavirus reportados oficialmente hasta ahora, cerró comercios, suspendió clases y limitó los desplazamientos para enfrentar el avance de los contagios. Una parte de la capital, Santiago, está bajo cuarentena total y toque de queda.