Estambul. La Organización para la Agricultura y la Alimentación (FAO) dijo este jueves que no hay necesidad de entrar en pánico por los precios de los alimentos, bajo el argumento de que un reporte de Estados Unidos sobre el panorama de su cosecha de maíz había enviado un "muy buen mensaje".

El director general de la FAO, José Graziano da Silva, dijo en una conferencia de prensa en Estambul que tampoco veía la necesidad de convocar a una reunión de emergencia de los países del G-20 por el momento.

"Pero esta es una decisión que hay que considerar semana a semana. Por el momento los precios están muy volátiles y los estamos siguiendo muy de cerca", declaró.

El temor a que se repitan la escasez y los disturbios vistos durante la crisis alimentaria del 2007/2008 se avivó cuando la peor sequía en Estados Unidos en más de medio siglo y la persistente sequedad en otros países productores de granos enviaron a máximos históricos los precios de la soja y el maíz.

Pero el Departamento de Agricultura de Estados Unidos recortó el miércoles su estimación para la cosecha de maíz del país en menos de un 1%, lo que indica que la sequía en su región central podría haber causado menos daños de lo anticipado.

El reporte generó esperanzas de que se pueda evitar una emergencia alimentaria a gran escala.

Varios miembros del Grupo de las 20 naciones (G-20) ricas y emergentes habían considerado la posibilidad de realizar una reunión de su Foro de Respuesta Rápida, que fue creado el año pasado para afrontar condiciones anormales en los mercados.

Francia, que preside la entidad de agricultura AMIS en el G-20, había dicho previamente que la decisión de convocar el foro podría tomarse luego de que Estados Unidos emitiera el 12 de septiembre su reporte sobre la cosecha de granos.