Santiago. La inflación alimentaria de América Latina y el Caribe se situó en un 1,3% en el tercer mes del año, según un informe de la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura difundido este martes.

"Se trata de un incremento de 0,5 puntos porcentuales respecto de la cifra registrada en febrero, con lo que la inflación alimentaria regional volvió a niveles similares a los alcanzados en enero", precisó el documento.

Los precios de los alimentos cayeron en Nicaragua en marzo, por segundo mes consecutivo, un 0,5%.

En Panamá la inflación fue de 0,5%, en El Salvador prácticamente no hubo variación de precios con respecto de febrero, mientras que en Guatemala se registró un alza en los alimentos de 0,2%.

En Honduras, en tanto, la inflación de alimentos se mantuvo en un 0,4%.

Costa Rica, México y República Dominicana pasaron de variaciones negativas en sus precios de alimentos en febrero a positivas en marzo, al situarse la inflación en un 0,2%, 0,3% y 1,3%, respectivamente.

Entre los países de América del Sur, Argentina, Bolivia y Uruguay presentaron las mayores reducciones en la inflación alimentaria en marzo con respecto a febrero.

En todos estos países la reducción entre marzo y febrero fue superior a un punto porcentual.

Perú, en tanto, registró en marzo una inflación mensual alimentaria de 0,1%, 0,7 puntos porcentuales menos que en el segundo mes del año.

Brasil y Ecuador fueron los países que en el tercer mes del año registraron los mayores aumentos en su inflación alimentaria frente a febrero, al alcanzar 1,9% y 1,5%, respectivamente.

En ambos casos, implicaron aumentos por encima de un punto porcentual, según el estudio del organismo internacional.

Paraguay también presentó alzas del coste de los alimentos, pasando de 0,4% de inflación en febrero a 1,2% en marzo.