Roma. Los precios mundiales de los alimentos se redujeron un 3,7% en julio respecto al mes previo, el descenso mensual más pronunciado desde diciembre, con declives en todos los tipos de cultivos, informó este jueves una agencia de Naciones Unidas.

El índice de precios de los alimentos de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO), que mide los cambios mensuales a partir de una cesta de cereales, oleaginosas, productos lácteos, carne y azúcar, marcó un promedio de 168,8 puntos el mes pasado.

La cifra representa una baja desde las 175,3 unidades, revisadas al alza, de junio. Para el sexto mes del año se había informado originalmente una cifra de 173,7 puntos.

"El declive de julio fue conducido por cotizaciones de exportación más débiles para el trigo, el maíz y el arroz", indicó la FAO.

"Los precios internacionales del trigo fueron en general más flojos durante la primera quincena, pero la preocupación por las perspectivas de producción en la UE y en la Federación Rusa empezaron a elevar los valores de exportación hacia el cierre del mes", agregó la organización.

Las caídas individuales más acusadas se registraron en el índice de precios de lácteos y en el índice de precios del azúcar.

La FAO no entregó ningún pronóstico nuevo para la producción de cereales en 2018. Las próximas proyecciones se presentarán el 6 de septiembre.