Washington. Un alto funcionario de la Reserva Federal dijo el jueves que la entidad evaluará revertir una norma de décadas de antigüedad que permite a los bancos estadounidenses realizar operaciones de materias primas físicas, como parte de la revisión sobre los negocios de Wall Street en los mercados de metales y petróleo.

Consultado en una audiencia de la Comisión de Banca del Senado si las normas podían reforzarse, el gobernador de la Fed Daniel Tarullo se refirió directamente a las reglas sobre las materias primas que actualmente eximen de restricciones a los bancos, permitiéndoles negociar bienes como cargamentos de petróleo crudo y cobre.

Sin nombrar a los bancos, la máxima autoridad de la Fed sobre regulación bancaria dijo que "valdría mucho la pena considerar tratar a las firmas que están exentas como cualquier otra compañía bancaria".

Morgan Stanley y Goldman Sachs cuentan con protección legal en una cláusula de la ley Gramm-Leach-Bliley de 1999 que "eximen" las operaciones de materias primas y actividades financieras a los bancos de inversión.

Portavoces de ambos prestamistas declinaron emitir comentarios.

La eliminación de la excepción sería un revés para los bancos e implicaría una postura mucho más severa de la Fed, que previamente dijo que su capacidad de controlar a los bancos protegidos es limitada.

Como parte de una anunciada revisión a las actividades de bancos y los negocios de materias primas que empezó hace dos años, se espera que la Fed incremente los requerimientos de seguros y capitales para los prestamistas con unidades de materias primas físicas.

Tarullo se comprometió en noviembre a dar a conocer las propuestas de la Fed hacia fines del primer trimestre.