La Reserva Federal debería ser "cauta y paciente" frente a futuros aumentos de la tasa de interés hasta que queden más claras las consecuencias de la salida británica de la Unión Europea, dijo el presidente de la Fed de Atlanta, Dennis Lockhart, sumándose a llamado similares de otros funcionarios del banco central estadounidense.

En declaraciones preparadas para una conferencia económica este jueves en una localidad de Idaho en Estados Unidos, Lockhart señaló que para él está claro que la decisión de Reino Unido de abandonar la UE no es un "momento Lehman" de importancia sistémica para la economía mundial.

Pero aclaró que un tercio de los empresarios que encuestó su personal luego del referendo británico del 23 de junio dijo que la decisión "volvía su panorama de ventas más incierto e indicaron que serían más cautos en las decisiones de contratación y gasto de capital como resultado del 'Brexit'".