Roma. La Reserva Federal de Estados Unidos debería mantener su tasa de interés muy baja por un largo período y completar su programa de compra de activos tal como está previsto, dijo este jueves la presidenta de la Fed de Cleveland, Sandra Pianalto.

En un discurso en Roma, la funcionaria sostuvo que no veía pruebas de que las fuertes alzas en los precios de la energía y los alimentos fueran a conducir a una inflación duradera, aunque señaló que la Fed está "mirando con cuidado" cualquier señal que indique que estos aumentos se estén derramando al resto de la economía.

"Mi panorama para el crecimiento de la economía y la inflación asume que nosotros completamos nuestro programa de compra de activos tal como está previsto y mantenemos nuestra tasa en niveles excepcionalmente bajos por un período prolongado", afirmó Pianalto.

La Fed se comprometió a comprar hasta junio US$600.000 millones en bonos del Tesoro estadounidense para ayudar a mantener bajas las tasas del mercado. Este programa vence en junio.

"Yo no espero que las recientes alzas en los precios de los alimentos y la energía causen un contagio amplio hacia otros bienes de consumo, o en otras palabras, no espero un incremento duradero de la inflación", dijo Pianalto, que este año no tiene poder de voto dentro del comité que fija la tasa de interés.

"Específicamente, yo espero que la medición subyacente de los precios al consumidor suba sólo gradualmente a un 2% para el 2013", estimó.

En su opinión, la inflación se mantendría controlada por el lento crecimiento de los salarios, la fuerte competencia y las condiciones aún frágiles que viven los minoristas.

Pianalto, considerada una centrista en materia de política monetaria, indicó que las expectativas de inflación de largo plazo se mantendrían debajo del 2%.

Sin embargo, reconoció que "en algún momento" la Fed tendrá que subir su tasa y vender los activos que acumuló en su cartera, pero dejó claro que no creía que esto fuera a pasar en el corto plazo.

"Tenemos mucho terreno que compensar en términos de pérdidas de empleo y de producción", expresó durante un panel de discusión tras su discurso.