El presidente de la Reserva Federal de San Francisco, John Williams, manifestó su preocupación por la situación en Europa, donde cree que "no ha pasado lo peor" de la crisis de deuda.

"Estoy muy preocupado por el riesgo de un empeoramiento en la situación de la deuda de los países europeos y en el sistema financiero europeo. Lo peor de la crisis no ha pasado", alertó el funcionario de la Fed regional.

Williams es miembro con voto en la Reserva Federal, que determina la política monetaria de los Estados Unidos, y se mostró escéptico sobre los efectos positivos de los programas de ajuste.

"No le diré a otros países qué es lo que tienen que hacer. Pero si la coyuntura es débil y muchos países están ahorrando a la vez, para los Estados con problemas será más difícil volver a un rendimiento económico normal", reproduce la agencia de noticias DPA.

Consideró además que "un crecimiento débil dificulta controlar el déficit presupuestario y el endeudamiento, por lo que es necesario encontrar el equilibrio adecuado".

Williams cree que en Estados Unidos la situación mejoró, por lo que no espera una mayor flexibilidad en la ya de por sí expansiva política monetaria del país.

"Hay riesgos, como la situación en Europa, pero por ahora no hay necesidad de nuevas medidas de política monetaria", dijo el funcionario, aunque admitió que eso podría cambiar si se estanca la tasa de desempleo o aumenta de forma considerable.