Hong Kong. La Reserva Federal de Estados Unidos debe poner en marcha una nueva ronda de estímulo monetario inmediatamente y comprar bonos durante el tiempo necesario para producir una disminución constante de la tasa de desempleo, dijo este lunes un importante funcionario de la Fed.

Sin un cambio en la política, la tasa de desempleo, actualmente en el 8,3%, es improbable que se reduzca por debajo del 7% antes del 2015, declaró el presidente del Banco de la Reserva Federal de Chicago, Charles Evans, a periodistas en Hong Kong.

"No creo que debamos estar en un modalidad donde deberíamos esperar a ver que es lo que traigan los próximos datos", sostuvo Evans, en declaraciones en un seminario del Bankers Club de Hong Kong.

"Estamos bien pasados en el umbral para la acción adicional, deberíamos adoptar esa acción ahora", agregó.

El Banco Central de Estados Unidos se abstuvo el 1 de agosto de ofrecer un nuevo estímulo monetario, dejando las tasas de interés en cero, y reiteró la opinión de que las condiciones económicas justifican mantenerlas allí hasta por lo menos fines del 2014.

Muchos de los funcionarios a cargo de diseñar la política monetaria piensan que sería necesario lanzar pronto un nuevo estímulo, como demuestran las minutas del organismo, pero condicionan esta postura a la evolución de la economía.

Al igual que los jefes de la Fed de Boston y San Francisco, Evans considera que hay razones para hacer ahora lo que la Fed ha hecho sólo dos veces antes: comprar bonos a largo plazo en un esfuerzo por reducir los costos de los préstamos.

Evans dijo que apoya un programa abierto de compra de bonos, un enfoque que parece estar ganando adeptos en el banco central de Estados Unidos.

La Fed podría dejar de comprar bonos después de dos o tres trimestres de descensos constantes en la tasa de desempleo, dijo Evans, pero luego debe seguir manteniendo las tasas de interés cerca de cero hasta que la tasa de desempleo caiga a un 7%.

Sólo en el caso improbable de que la inflación amenace con subir por encima del 3%, la Fed debiese cambiar de rumbo, dijo.

Evans considera que la posibilidad de un desempleo muy alto durante mucho tiempo podría minar la fortaleza subyacente de la economía de Estados Unidos, lo que es mucho más preocupante que la perspectiva de una inflación temporalmente superior.

"El avance claro y firme hacia un mayor crecimiento es esencial", dijo el jefe de la Fed de Chicago durante el seminario.

En declaraciones dadas a periodistas posteriormente, Evans explicó su preocupación de que las actuales políticas no ayuden a reducir la tasa de desempleo lo suficientemente rápido.

"Al final del año, (el desempleo en Estados Unidos) no será de un 7%. No espero que la tasa de desempleo, bajo la política actual, caiga por debajo del 7% antes al menos del 2015", dijo.