La economía de Estados Unidos continuó expandiéndose desde mediados de febrero hasta finales de marzo, pero la solidez del dólar y la caída de los precios del petróleo perjudicaron al sector manufacturero, dijo el miércoles la Reserva Federal.

En su reporte Libro Beige con información de la actividad económica recabada a partir de contactos en todo el país hasta el 3 de abril, el banco central estadounidense aseguró que la mayoría de los distritos describieron que el crecimiento avanzaba a un ritmo "moderado" o "modesto".

"La demanda por productos manufacturados fue mixta durante el actual periodo del reporte. El debilitamiento de la actividad fue atribuido en parte a la fortaleza del dólar, la caída de los precios del petróleo, y el duro clima invernal", dijo la Fed.

El informe fue realizado por el Banco de la Reserva Federal de Cleveland y relejan algunas de las tendencias sobre la manufactura y la construcción residencial que se habían visto en algunos datos.

La Fed dijo que hubo un declive en las inversiones para perforación petrolera y de gas, y destacó que debido a esa circunstancia, se reportaron pérdidas de empleos en el sector en muchos distritos.