Washington. La Reserva Federal anticipaba a fines de abril que la economía estadounidense se expandirá este año más de lo anticipado previamente, pero que la inflación continuará moderada hasta 2012 debido a la pobre utilización de recursos generada por la recesión.

Según las actas de la reunión que la Fed realizó el 27 y el 28 de abril, publicadas este miércoles, el banco central espera que la economía del país crezca entre 3,2% y 3,7% en 2010.

La estimación es mayor que la presentada en enero, cuando el banco anticipó un crecimiento del producto interno bruto de entre 2,8% y 3,5%.

Aunque las autoridades de la Fed proyectan un fortalecimiento de la economía, esperan que la inflación permanezca moderada y que el desempleo siga en niveles altos durante el próximo par de años.

Este escenario deja al banco central en una sólida posición para mantener por un tiempo las tasas de interés de corto plazo en un nivel mínimo récord para impulsar la recuperación.

A medida que los recursos ociosos causados por la peor recesión en 80 años mantienen la tasa de desempleo por encima de 9% y la inflación por debajo de 2% hasta 2012, los funcionarios de la Fed repitieron en su última reunión que esperan que las tasas de interés de corto plazo permanezcan cerca de cero por un "período prolongado".

Hace tres semanas, los funcionarios de la Fed predijeron que la inflación básica, que excluye los precios de los alimentos y la energía, se ubicará entre 0,9% y 1,2% en 2010. A inicios del año, la proyección del banco para la inflación básica era de entre el 1,1% y el 1,7%.

"El mercado laboral pareció estar comenzando a mejorar, pero se espera que el crecimiento del empleo sea modesto", señalaron las actas de la reunión del Comité de Mercados Abiertos de la Fed.

La entidad prevé que la tasa de desempleo se reduzca a entre el 9,1% y el 9,5% en el último trimestre del 2010. Aunque es levemente mejor que la proyección emitida en enero, esta no se dista mucho de la tasa del 9,9% de abril.