Dallas. La Reserva Federal planea que su política monetaria se vuelva más neutral de forma gradual, pero enfrenta una decisión aún más difícil a medida que las tasas de interés de Estados Unidos se acercan a un nivel "neutral", en el que no impulsan ni frenan la economía, dijeron este viernes varios funcionarios.

"No sé aún qué deberíamos hacer una vez que lleguemos a (el punto) neutral", dijo el presidente de la Fed de Dallas, Robert Kaplan, en una conferencia en la que también hablaron el jefe de la Fed de Atlanta, Raphael Bostic, y el presidente de la Fed de Chicago, Charles Evans.

"Creo que vamos a tener un debate bastante angustioso por muchas razones, incluida la forma de la curva de rendimiento", agregó.

Sus comentarios mostraron las tensiones al interior de la Fed respecto de la próxima etapa de su largo camino hacia tasas de interés más normales.

Con el empleo en un mínimo de casi 17 años y medio de un 3,9% y la inflación cerca del objetivo de un 2% del banco central, los funcionarios quieren un rumbo de normalización de su política monetaria que evite que la economía se sobrecaliente, pero sin provocar una recesión.

A Kaplan y a otros funcionarios les preocupa que si la Fed eleva mucho sus tasas de interés o lo hace demasiado rápido, los costos de los créditos de largo plazo podrían caer bajo el costo del endeudamiento de corto plazo, algo que históricamente ha sido seguido por una recesión.

Otros funcionarios han dicho que no les preocupa mucho la curva de rendimientos, afirmando que se está comportando como lo esperaban a medida que la Fed ha subido los tipos de los fondos federales.

Los funcionarios discrepan en sus estimaciones sobre la tasa "neutral", aunque muchos creen que se encuentra entre un 2,5% y un 3%. La trayectoria de los tipos de la Fed prevista actualmente los llevaría cerca de ese nivel en algún momento del próximo año.

"A veces me preocupa que existe una ilusión de precisión de lo que sabemos hasta el punto decimal de donde estamos en un momento dado, como si pudiésemos decir 'ahora es exactamente cuando debemos parar', y no creo que eso sea verdad", dijo Bostic en la conferencia en Dallas.

"Una vez lleguemos cerca de la vecindad (de la tasa neutral) hay que ver qué está ocurriendo en el mercado para captar las señales de si hemos ido demasiado lejos o no", afirmó.

En el mismo panel, Evans pidió precaución al llegar a ese punto, no sólo en el caso de que se haya avanzado muy rápido, sino también en caso de que se haya actuado muy lento.

"No querrías que la inflación se acelere demasiado. Eso podría ser consistente con un ritmo más rápido y eso podría ser cauto en términos del resultado", refirió.