Washington. Los integrantes de la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) discutieron si es que existe una recesión al acecho y expresaron su preocupación por el impacto de las tensiones comerciales en una economía que luce sólida, según las minutas de la última reunión de política monetaria difundidas este jueves.

La más reciente reunión del Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal se realizó el 12 y 13 de junio.

Las actas del encuentro, en el que los funcionarios decidieron elevar las tasas de interés por segunda vez este año, sugirieron además que las autoridades podrían señalar pronto que el ciclo de alza en los tipos referenciales había avanzado lo suficiente.

La minuta en general dio la impresión de un banco central impresionado por la fortaleza de la economía estadounidense y confiado con sus planes para seguir elevando las tasas, pero también obsesionado por lo que podría empujar a la economía fuera de su curso ascendente.

Por ejemplo, los encargados de formular políticas de la Fed mantuvieron una amplia discusión sobre si el diferencial recientemente reducido entre las tasas de interés a corto y largo plazo podría ser un signo de una inminente recesión.

"Varios participantes pensaron que sería importante seguir monitoreando la pendiente de la curva de rendimiento", de acuerdo con la minuta.