Washington. La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo vigente este miércoles su programa de estímulo mediante compras de bonos por US$85.000 millones mensuales, al afirmar que el crecimiento se había estancado, aunque sugirió que el freno fue probablemente temporal.

Al señalar que el mercado laboral mantiene un ritmo modesto de mejoría, la Fed reiteró su compromiso de compras de valores hasta que el panorama del desempleo mejore sustancialmente.

"El crecimiento de la actividad económica hizo una pausa en los meses recientes, en gran parte debido a interrupciones relacionadas con el clima y otros factores transitorios", dijo la Fed en su comunicado de política monetaria.