Washington. La Reserva Federal de Estados Unidos anunció este martes que comenzará a reinvertir los ingresos obtenidos por el vencimiento de los bonos hipotecarios que adquirió durante la crisis financiera, en un esfuerzo por apuntalar la tambaleante recuperación de la economía.

La Fed, que dejó estable su tasa referencial de interés entre 0% y 0,25%, ratificó su compromiso de mantener bajas las tasas de interés por un periodo prolongado como esperaba el mercado.

Los miembros de la Fed votaron 9 a 1 a favor de mantener la tasa interbancaria federal en un mínimo histórico de entre cero y el 0,25%.

Cambio significativo. La decisión de reinvertir los ingresos obtenidos por la compra de bonos hipotecarios, un esfuerzo por mantener bajo el costo de los préstamos, representa un cambio significativo de política del banco central, que hasta hace unos pocos meses debatía la estrategia de salida de las medidas extraordinarias de estímulo inyectadas a la economía durante la crisis financiera.

"Para ayudar a apoyar la recuperación económica en un contexto de estabilidad de precios, el Comité mantendrá constantes las tenencias de valores de la Reserva Federal en sus actuales niveles, al reinvertir los pagos de capital de los valores de deuda de agencia y los respaldados por hipotecas en bonos del Tesoro de largo plazo", dijo la Fed en un comunicado.

La Fed dijo que enfocará sus compras de bonos en el rango de dos y 10 años, pero dijo también que podría comprar un rango mayor de notas de deuda, incluyendo papeles protegidos contra la inflación.

Sorpresa. La decisión fue de cierta manera sorpresiva. Aunque muchos analistas e inversionistas esperaban que la Fed anunciara que reinvertiría los ingresos por el vencimiento de sus bonos hipotecarios, muchos pensaban que compraría más deuda hipotecaria en lugar de bonos del gobierno estadounidense.

Panorama sombrío. En el comunicado tras concluir un encuentro de un solo día, los funcionarios de la Fed ofrecieron un panorama aún más sombrío para la economía estadounidense, señalando que la recuperación de la producción y del empleo "se ha desacelerado en los últimos meses".

En su último encuentro en junio, la Fed dijo que la recuperación de la economía estaba "avanzando".

Datos débiles. Los datos económicos han sido en general débiles desde el último encuentro de la Fed de junio de este año. El gasto del consumidor se mantiene flojo y el sector manufacturero parece estar perdiendo fuerza. La tasa de desempleo, mientras tanto, se mantiene en un 9,5%.

"Nos damos cuenta que la Fed no tiene tantos temores como el mercado cree, pero ellos tampoco quieren que el tamaño de su balance se reduzca, por lo que van a reinvertir sus ganancias en los bonos del Tesoro", dijo Ward Mccarthy, economista financiero y director gerente de la división de renta fija de Jefferies & Co.

Con las tasas de interés ya efectivamente en cero, el banco central ha quedado sin muchas herramientas para enfrentar los problemas de la economía.

No obstante, altos funcionarios de la Fed han sostenido que se puede hacer más para combatir la renovada debilidad económica, incluyendo reinvertir en el mercado los ingresos obtenidos por el vencimiento de los bonos hipotecarios.

Otras opciones que aún tiene el banco central incluyen reducir la tasa de interés que paga a los bancos por el exceso de reservas depositadas en la Fed, actualmente en el bajo nivel del 0,25%, o algo como redoblar su ya declarado compromiso de mantener las tasas de interés bajas "por un periodo prolongado".

El objetivo es evitar un ciclo deflacionario de precios y que el deprimido gasto en consumo eche raíces. Los precios al consumidor fuera de alimentos y energía apenas subieron un 0,9% en 12 meses a junio de este año, contenidos por tercer mes consecutivo en los niveles más bajos desde enero de 1966.

Un estudio de la Fed de San Francisco difundido este lunes estableció que hay una probabilidad significativa de que la economía regrese a la recesión en los próximos dos años, mientras que el sondeo mensual Blue Chip entre economistas mostró que un 55% cree que la Fed emprenderá más medidas para apoyar el crecimiento económico en los próximos 12 meses.

"Ellos tienen las municiones. La cuestión es qué tan efectivas son", dijo Jay Bryson, economista global de Wells Fargo Securities en Charlotte, Carolina del Norte.