Londres. La Reserva Federal de Estados Unidos está poniendo más atención a las unidades de los mayores bancos europeos en su país, preocupada de que la crisis de deuda del Viejo Continente se traspase al sistema bancario estadounidense, reportó el Wall Street Journal.

La industria de fondos del mercado de dinero de US$2,5 billones, que ofrece financiamiento de corto plazo en dólares a los bancos, se ha retirado de la zona euro en los últimos meses, preocupada de que la espiral de la crisis de deuda se salga de control.

Tal situación y una sequía de préstamos interbancarios llevó a que se triplicaran los costos de financiarse en dólares para los bancos de la zona euro el mes pasado. Un banco se vio obligado a acudir el miércoles a pedir dólares al Banco Central Europeo.

Giro dramático. En un giro dramático, las unidades estadounidenses de los bancos extranjeros se han convertido en prestatarios netos de dólares a sus matrices por primera vez en una década, según cifras de la Reserva Federal publicadas la semana pasada.

El brazo en Nueva York de la Fed -que supervisa las unidades de muchos bancos europeos en Estados Unidos- está pidiendo más información para determinar si los bancos tienen acceso confiable a los fondos necesarios para operar en Estados Unidos, dijo el diario.

A funcionarios en Nueva York "les preocupa mucho" que los bancos europeos enfrenten dificultades de financiamiento en Estados Unidos, dijo a Wall Street Journal un alto ejecutivo de un importante banco europeo que ha participado en las conversaciones.

A funcionarios en Nueva York "les preocupa mucho" que los bancos europeos enfrenten dificultades de financiamiento en Estados Unidos, dijo a Wall Street Journal un alto ejecutivo de un importante banco europeo que ha participado en las conversaciones.

La Fed de Nueva York no estuvo disponible para comentar el reporte.

Un banco de la zona euro pidió el miércoles prestado US$500 millones al Banco Central Europeo, a una tasa muy por encima de la que se consigue en el mercado abierto. Fue la primera vez desde el 23 de febrero que un banco usó la ventanilla de liquidez del banco central.

Reuniones. Funcionarios de la Fed se han reunido recientemente con ejecutivos de los principales bancos europeos en Estados Unidos para hablar sobre su posición financiera, dijo Wall Street Journal.

Los reguladores están tratando de prevenir que bancos europeos en problemas drenen fondos de sus unidades en Estados Unidos, dijeron fuentes al periódico.

Los bancos franceses son los más expuestos a la financiación de corto plazo en Estados Unidos y su acceso a la liquidez en dólares es una preocupación especial. Las deudas de corto plazo de BNP son de US$94.000 millones y las de Societe Generale de 56.000 millones de dólares, según estimaciones del mes pasado de analistas de Citi.

Las acciones de bancos europeos caían un 3,5% este miércoles, lo que se suma a fuertes bajas de la semana pasada.