Washington. La Reserva Federal subió este miércoles las tasas de interés y mantuvo su previsión anterior de al menos otros dos aumentos más en el año, una señal de creciente confianza en que recortes de impuestos y un aumento del gasto público impulsarán la economía y la inflación.

En la primera reunión de política monetaria bajo la dirección de Jerome Powell, el banco central dijo que la inflación debería moverse finalmente al alza, tras años de estar bajo su objetivo de un 2% anual, y añadió que la economía ganó impulso.

"La perspectiva económica se ha fortalecido en los últimos meses", dijo la Fed en un comunicado al final de una reunión de dos días, en la que elevó su tasa referencial de préstamos un cuarto de punto porcentual a un rango de un 1,50% a un 1,75%.

La Fed también elevó la tasa de interés que estima como "neutral" en el largo plazo -el nivel en el que la política monetaria no impulsa ni desacelera la economía- una señal de que el actual ciclo gradual de alzas del tipo podría continuar más tiempo de lo que se pensaba.

En vista de las condiciones del mercado laboral y de inflación alcanzadas y previstas, el Comité decidió elevar el rango meta de su tasa de fondos federales a entre un 1,50 y un 1,75%. La orientación de la política monetaria sigue siendo expansiva, apoyando así las sólidas condiciones del mercado laboral y el regreso sostenido a una inflación del 2%.

El texto que fundamenta decisión.  El siguiente es el texto del comunicado divulgado el miércoles por el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal de Estados Unidos (FOMC, por su sigla en inglés) después de su reunión del 20 y 21 de marzo:

"La información recibida desde que el Comité Federal de Mercado Abierto de la Reserva Federal se reunió en enero indica que el mercado laboral se ha seguido fortaleciendo y que la actividad económica ha estado aumentando a un ritmo moderado. Los avances en empleo han sido sólidos en meses recientes y la tasa de desempleo se ha mantenido baja. Los datos recientes sugieren que el crecimiento de los gastos de las familias y de la inversión fija de las empresas se ha moderado desde la lecturas robustas del cuarto trimestre. Tomando como base 12 meses, la inflación general y la inflación excluyendo los precios de los alimentos y la energía han continuado debajo del 2%. Las lecturas de inflación por compensación basadas en el mercado han aumentado en los últimos meses, pero siguen siendo bajas; las mediciones de expectativas de inflación a más largo plazo en base a sondeos presentaron pocos cambios, en promedio.

Consistente con su mandato reglamentario, el Comité busca promover el máximo empleo y la estabilidad de precios. El panorama económico se ha fortalecido en los meses recientes. El Comité espera que, mediante ajustes graduales en la postura de su política monetaria, la actividad económica se expanda a un ritmo moderado en el mediano plazo y que las condiciones del mercado laboral sigan fuertes. Se espera que la inflación en base a 12 meses avance en los próximos meses y se estabilice alrededor del objetivo de 2% del Comité en el mediano plazo. Los riesgos de corto plazo para el panorama económico parecen estar casi equilibrados, pero el Comité está observando de cerca los indicadores de inflación.

En vista de las condiciones del mercado laboral y de inflación alcanzadas y previstas, el Comité decidió elevar el rango meta de su tasa de fondos federales a entre un 1,50 y un 1,75%. La orientación de la política monetaria sigue siendo expansiva, apoyando así las sólidas condiciones del mercado laboral y el regreso sostenido a una inflación del 2%.

Al determinar el momento y el tamaño de futuros ajustes al rango meta de la tasa de fondos federales, el Comité evaluará las condiciones económicas actuales y futuras concernientes a sus objetivos de pleno empleo y un 2% de inflación.

Esta evaluación tomará un amplio rango de información, incluyendo indicadores de condiciones del mercado laboral, indicadores de las presiones inflacionarias y expectativas de inflación y lecturas sobre eventos internacionales y financieros. El Comité vigilará cuidadosamente el progreso actual y esperable relacionado con su meta simétrica de inflación. El Comité espera que las condiciones económicas evolucionen de manera que permitan más incrementos graduales en la tasa de fondos federales; la tasa de fondos federales posiblemente permanecerá, por algún tiempo, por debajo de los niveles que se considera deben prevalecer en el largo plazo. Sin embargo, la senda actual de la tasa de fondos federales dependerá de las perspectivas económicas y de los datos futuros.

En la votación estuvieron a favor de la decisión de política monetaria del FOMC: Jerome H. Powell, presidente; William C. Dudley, vicepresidente; Thomas I. Barkin; Raphael W. Bostic; Lael Brainard; Loretta J. Mester; Randal K. Quarles; y John C. Williams".