Santiago. La economía chilena debería crecer en torno a un 4,7% en el segundo semestre, pese a la desaceleración de la actividad y las turbulencias internacionales, dijo este miércoles el ministro de Hacienda, Felipe Larraín.

En un foro empresarial, la autoridad pronosticó además que la economía doméstica creará más de 250.000 empleos en el 2011.
En el primer semestre, la economía chilena se expandió un 8,4% medido por el Indicador Mensual de Actividad Económica (Imacec).

Para todo el 2011, el Gobierno ha proyectado un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) del orden del 6,5%.